Una clase de conjugación es una clase de temas verbales determinada por la forma particular que el paradigma de conjugación asume con esos verbos. En la lengua maya, son los sufijos de estado que presentan alomorfía según la clase de conjugación. Las clases de conjugación se subdividen, en primer lugar, según la transitividad:

  1. En los verbos intransitivos, hay tres clases de conjugación.
  2. En los verbos transitivos, hay dos clases de conjugación.

Hay muchos temas ambitransitivos (véase abajo), o sea, temas que se pueden emplear tanto en construcciones transitivas como en intransitivas y cuya conjugación se conforma con la construcción.

En todas las clases mencionadas, hay verbos irregulares que no se someten a todas las reglas de su clase. Véase, en particular, los verbos inactivos irregulares.

Verbos intransitivos

Las clases de conjugación son las siguientes:

  1. Un verbo inactivo es un tema verbal intransitivo que forma el estado incompletivo con el sufijo -Vl. Los típicos verbos con ese comportamento morfológico son semanticamente inactivos, o sea, no significan una acción, sino un proceso. Ejemplo: chíik ‘aparecer’.
    Sin embargo, los verbos de movimiento orientado, que hacen parte de esa clase de conjugación, no excluyen el control del sujeto sobre el movimiento. Ejemplo: na'k ‘subir’.
  2. Un verbo activo es un tema verbal intransitivo que forma el estado incompletivo sin sufijo. Los típicos verbos con ese comportamento morfológico son semanticamente activos, o sea, significan una acción. Ejemplo: áalkab ‘correr’.
    También pertenecen a esa clase todos los verbos compuestos intransitivos.
  3. Un verbo fientivo es un tema verbal intransitivo que forma el estado incompletivo con el sufijo -tal. Los típicos verbos con ese comportamento morfológico denotan una situación ambivalente entre estado y proceso. Ejemplo: chaktal ‘estar/ponerse rojo’.

Verbos transitivos

Las clases de conjugación son las siguientes:

  1. Un verbo transitivo básico es un tema verbal que consiste de una raíz basicamente transitiva. Los verbos de esta clase toman directamente los sufijos de estado. Hay dos subclases:
    1. Un verbo transitivo primitivo es un tema verbal que consiste de un sólo morfema que es monosilábico y tiene la estructura fonotáctica /CVC/. Ejemplo: ch'ak ‘cortar’.
    2. Un verbo transitivo básico fonotacticamente complejo es un básico que no es primitivo. Ejemplo: tóok ‘quemar’
  2. Un verbo transitivo complejo es uno que no es básico. Con la excepción de los causativos, los verbos de esa clase llevan el sufijo -t Extraversivo antes de los sufijos de estado. Hay dos subclases:
    1. verbo transitivo derivado; p.ej.: chakkunt (factitivo) ‘poner rojo’, k'a'hs (causativo) ‘recordar’
    2. verbo transitivo compuesto; p.ej.: wéekha't ‘derramar agua sobre’.

Verbos ambitransitivos

Un tema ambitransitivo es un tema que se emplea tanto intransitiva como transitivamente, de manera tal que el sujeto queda inalterado en los dos usos y la única diferencia de significado entre ellos es la que resulta de manera necesaria y regular de la combinación o no con un objeto directo. Así, p.ej.: táan in baah “estoy clavando” – táan in bahik “lo estoy clavando”. En la gran mayoría de los casos, el tema cambia su forma según se usa transitiva o intransitivamente. En otras palabras, una base intransitiva se extravierte para conjugarse transitivamente; y una base transitiva se introvierte para conjugarse intransitivamente.

Las clases de conjugación son las siguientes:

  1. `/0: El tema intransitivo lleva tono bajo; el tema transitivo equivale a la raíz.
    Ejemplo: táan in baah “estoy clavando” – táan in bahik “lo estoy clavando”.
    Todos los temas verbales transitivos básicos cuya vocal radical es corta pertenecen a esta clase de conjugación.
  2. 0/-t: El tema intransitivo no se modifica; el tema transitivo lleva el sufijo -t Trr.
    Ejemplo: táan in míis “estoy barriendo” – táan in míistik “lo estoy barriendo”.
    Todos los temas verbales complejos pertenecen a esta clase de conjugación.
  3. ... [otras]

Verbos emprestados del español

Según su transitividad, los préstamos españoles cayen en las siguientes clases: