Estructura general

La sílaba maya tiene la siguiente estructura máxima ilustrada aquí por ka'n “cielo”:

constituenciaatacorima
centrocoda
núcleocoeficiente glotal
ejemplokaʔn

La restricción sobre la estructura del ataco y de la coda significa que no hay grupo de consonantes homosilábico en la lengua. Así, palabras de la estructura playa o crema no existen en maya, ni tampoco palabras como tent “tienda” del inglés. Todo grupo de consonantes que se encuentra es heterosilábico, p.ej. en tuklik [tuk•lik] “piensa” o sáaptik [sá:p•tik] “mide la braza”. (El símbolo • representa la frontera de sílaba.)

Ataco

Si surge una palabra que no tiene ataco, ocurre prótesis de un saltillo. Esta se observa generalmente en los préstamos españoles. Así, el español antes da [ʔà:ntes] en maya. Visto que la ocurrencia del saltillo es automática, no se indica en la escritura. Por lo tanto, la palabra que se pronuncia [ʔam] se escribe am “araña”.

La exclusión del grupo ‘oclusiva mas líquida’ al inicio de la sílaba es absoluta. En ningún caso puede darse una sílaba con tal ataco. Si una sílaba termina en oclusiva y la siguiente empieza por líquida, no tiene lugar ninguna resilabación que haga con que la segunda sílaba empiece con la oclusiva (p.ej., saklah “se puso blanco” no se convierte en /sa∙klah/, como en el español tecla /te∙kla/). Al contrario, la oclusiva queda sujetada a las restricciones de oclusiva en final de sílaba.

Así, si una sílaba termina en /b/, esa se salva (de la reducción) por resilabación si la próxima empieza con vocal, así:

{k'ab}{-il} → /k'a•bil/ “manga”.

Si, por otro lado, la segunda sílaba empieza con líquida, la /b/ queda en final de sílaba y por ello se convierte en saltillo, igual como si estuviera en final de palabra; así:

{sub}{-lak} → /suʔ•lak/ “avergonzado”.

Núcleo

El núcleo de una sílaba maya es una sola vocal, seguida o no por un coeficiente glotal (véase §3.2).

Diptongos

En otras lenguas, el núcleo puede también ser un diptongo. Sin embargo, en maya las secuencias de fonemas en cuestión no se analizan como diptongos.

Un diptongo es un par de dos vocales que ocupa la posición de núcleo de una sílaba. En tal caso, un miembro del grupo suele ser la cumbre del diptongo, mientras el otro queda subordinado y suele analizarse como semivocal (véase la línea ‘semivocal’ de la tabla de fonemas). Un ejemplo inglés es take /tɛjk/ ‘tomar’.1

Sin embargo, sucede lo siguiente:

Visto esas circunstancias, no tiene lugar analizar la secuencia de vocal mas semivocal en sílabas mayas como hay “cuantos”, haw ‘echado a la espalda’, como un diptongo. En vez de ello, la semivocal constituye la coda de la sílaba. En otras palabras, tales sílabas tienen la misma estructura como hap ‘abrir (la boca)’ y hak ‘jalar para bajo’. Las combinaciones de vocales que, en términos informales, se llamarían diptongos no lo son.

Coeficiente glotal

Como lo muestra la tabla en §4, el golpe glotal es un fonema que puede aparecer en final de sílaba y de palabra. En esa posición, se comporta fonológicamente como otras oclusivas. Por otro lado, es el único fonema que puede ocupar la posición pos-nuclear en el centro de la sílaba. En esta posición, no tiene valor consonántico; por eso se concibe como coeficiente glotal en esa función.

Una sílaba que contiene un coeficiente glotal puede originarse de dos maneras:

  1. Hay morfemas que tienen esa estructura fonotáctica, como ka'n (el ejemplo inicial arriba).
  2. Un morfema que termina en /ʔ/ puede ser seguido por otro que consiste de una oclusiva, en final de palabra. En tal caso, los dos morfemas forman una sílaba, en la cual el golpe glotal ocupa (ya no la coda, sino) la posición de coeficiente glotal. Ejemplo: ha' “agua” tiene el /ʔ/ en la coda. Wekha't “échale agua” tiene el /ʔ/ en posición de coeficiente glotal.

Esta alternativa no importa para el tratamiento fonético del centro complejo.

Coda

Al nivel morfofonémico, todas las consonantes y semivocales son admisibles en posición de coda. Así tenemos, por ejemplo:

Morfofonemas en final de sílaba
codaejemplosignificado
psaapbraza
tháatpedazo roto
kháakligeramente
bháabse consumió en el fuego
p'sáap'se evaporó
t'naat'aprieta
k'sáak'grillo
ʔhaʔagua
ʦhatsparte!
ʦ'haats'golpe
ʧhachmuy
ʧ'haach'mastica
ssáasclaro
ʃháaxrapidamente
hhaahverdad
msáamhace rato
nháandirectamente
lháalborde
yhaycuantos?
whawechado a la espalda

Sin embargo, algunos segmentos quedan sujetados a reglas fonológicas, tratadas en la sección de procesos fonológicos, de manera que al nivel fonético, los segmentos [ b k k' l ] se encuentran alterados en final de sílaba, bajo condiciones diferentes.


1 El caso del español es dudoso por razones semejantes a las del maya.